A lo largo de los años, las quejas de los trabajadores sobre el déficit de formación es una constante, pero el hecho de que ahora se esté dedicando un dinero que ponemos todos para formar a unos pocos o para obtener beneficios por impartir cursos que no están dedicados a la formación profesional, es algo que clama al cielo....

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad