La palabra salario proviene del latín salarium, sal. Los soldados romanos, al custodiar la ruta de la sal y a los mercaderes que la llevaban, recibían bolsitas de sal como pago por el servicio prestado, al cual llamaban “salarium argentum” o dinero de sal. De...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad